SU SALUD: Tratamiento innovador para el tinnitus

ATLANTA, GA. (Ivanhoe Newswire) – Imagine oír un zumbido en los oídos todo el tiempo. El ruido puede ser tan fuerte que puede resultar debilitante. Se llama tinnitus y más de 50 millones de estadounidenses lo padecen en este momento. Nadie sabe por qué sucede, pero un nuevo dispositivo sin medicamentos aprobado por la FDA está ayudando a silenciar el sonido.

Bert Light lleva más de 32 años al mando de la aeronave, pero casi se queda en tierra cuando le empiezan a pitar los oídos.

“De repente, mi audición o tinnitus pasó de un nivel cuatro a un nivel 12 sobre 10”, dijo.

Peor aún: nada podía detenerlo.

“Es una bestia realmente difícil de tratar porque no hay una solución única para todos”, dijo Light.

Melissa Wykoff, audióloga de Peachtree Hearing, dice que nadie sabe por qué sucede.

“El tinnitus puede ser inevitable. No se puede eliminar”, afirmó Wykoff.

Tradicionalmente el tinnitus se trataba con terapia cognitiva conductual, terapia de sonido y terapia de reentrenamiento, pero ahora también se trata con esto.

El dispositivo Lenire es el primer y único dispositivo aprobado por la FDA que utiliza sonido y estimulación sensorial para enseñar al cerebro a ignorar los sonidos.

“Se estimulan dos vías diferentes. Lo que ocurre es que hay sensación en la lengua y luego hay sonido en los oídos. Estamos estimulando la corteza auditiva”, dijo Wykoff.

Los pacientes utilizan el dispositivo en casa durante 30 minutos, dos veces al día durante 12 semanas.

“No son pastillas lo que estás tomando, no son inyecciones”, dijo Light.

A él le funcionó.

“Ahora mismo, que tengo los audífonos puestos, no tengo tinnitus, no oigo nada”, dijo Light.

Si no se trata, el tinnitus puede ser un problema. De hecho, el 18 por ciento de las personas con tinnitus afirman que sufren depresión y el 21 por ciento ha tenido pensamientos suicidas. En el último estudio, el 70 por ciento de los pacientes afirmó haber encontrado alivio con el dispositivo Lenire.

Haga clic aquí para informar un error tipográfico.