Las compañías farmacéuticas y aseguradoras apuestan por la tecnología digital para el acceso directo a los pacientes

ÁMSTERDAM — En un momento en que los sistemas sanitarios europeos se enfrentan a una crisis de personal y el contrato social tradicional de financiación de la salud está amenazado, las aseguradoras y las compañías farmacéuticas están utilizando soluciones digitales para tomar la atención sanitaria en sus propias manos, dijeron desarrolladores e inversores a los participantes en la conferencia HLTH Europe 2024, que tuvo lugar del 17 al 20 de junio.

Las tecnologías digitales están llamadas a desempeñar un papel importante en el apoyo a las estrategias de prevención de enfermedades, lo que podría aliviar parte de la carga de los sistemas de atención sanitaria. Se espera que la combinación de estos dispositivos con inteligencia artificial y modelos informáticos permita a los médicos identificar enfermedades de forma más temprana y predecir en qué punto del proceso de desarrollo de la enfermedad se encuentra una persona.

Sin embargo, las empresas emergentes y de innovación digital están dejando de buscar financiación y apoyo en el sector público de la salud, sobrecargado y en gran medida reacio a asumir riesgos. En cambio, están trabajando cada vez más con compañías de seguros y farmacéuticas que desean interactuar con el público y ser las que cierren las brechas actuales del sector de la salud.

El entusiasmo de la industria farmacéutica por la tecnología digital

Marie Reger, cofundadora de femfeel, medigital GmbH, describió su sorpresa por el nivel de respuesta que su empresa recibió de la industria farmacéutica cuando buscaban un socio para su centro digital dirigido a mujeres que atraviesan la perimenopausia.

Un factor que explica esa respuesta entusiasta, explicó, es que las compañías farmacéuticas “son conscientes de la creciente importancia de la atención al paciente más allá de la medicación”.

Reger afirmó que las compañías farmacéuticas son conscientes de que, para desempeñar un papel importante en el sector en el futuro, será fundamental garantizar la continuidad de la atención a pesar de la escasez de tiempo entre los profesionales sanitarios. Esto significa que la industria farmacéutica “debería empezar a pensar más allá de la píldora” y “en cuidar a los propios pacientes”, explicó.

“La salud digital es un impulsor importante de estos canales de atención al paciente”, añadió.

Según Reger, el sector farmacéutico aspira a construir “ecosistemas digitales” que combinen su oferta farmacéutica con tecnologías digitales y medicina nutricional.

Los seguros se suben al carro de la tecnología digital

Las compañías de seguros también están reconociendo el potencial de las tecnologías digitales.

“Los seguros han cambiado mucho en los últimos diez años”, afirma Filippo Maria Stefania, gestor de capital riesgo del grupo asegurador Generali. Según él, la “imagen tradicional” de las aseguradoras es la de que son las que nos devuelven el dinero cuando sufrimos un accidente o nos sometemos a una intervención médica.

Ahora se está dando un giro hacia la prevención, con el objetivo de garantizar que los asegurados no sufran un accidente o un problema cardiovascular en primer lugar. Esto ayudaría a cerrar lo que se conoce como la “brecha de seguro”: cuando las pólizas de seguro que las personas pueden permitirse comprar no pueden cubrir el costo proyectado de los tratamientos e intervenciones que eventualmente necesitarán.

Pero la prevención no es una solución fácil. Más allá de unos pocos motivados, muchos pacientes no tienen el impulso para cambiar sus conductas y mejorar sus resultados de salud más adelante.

Geoff McCleary, responsable de Connected Health en Capgemini, una empresa multinacional francesa de servicios de tecnología de la información y consultoría, preguntó: “¿Dónde está ese punto en el continuo donde puedes impulsarlos a tener un mejor comportamiento o a obtener un mejor resultado, sin tener que gestionar todo el proceso de principio a fin?”

“Creo que eso es parte del poder de lo digital, pero también parte del desafío”.

Stefania explicó que las aseguradoras buscan utilizar tecnologías digitales para fomentar estilos de vida más saludables a través de incentivos.

Esto se basa en aumentar el número de “puntos de contacto” entre la aseguradora y el asegurado más allá de la mera presentación de una reclamación. Una mayor interacción a través de tecnologías ponibles, por ejemplo, dará a las aseguradoras una mejor idea de la probabilidad de que una persona desarrolle una enfermedad en el futuro. Entonces podrán aplicar un sistema de incentivos, como la reducción de las primas u ofrecer descuentos en relojes inteligentes, por ejemplo, a quienes mantengan un estilo de vida saludable con el objetivo de prevenir la aparición de esa enfermedad en primer lugar.

El poder de la detección

Se puede lograr aún más integrando la salud digital cuando la detección se coloca firmemente en el centro de los esfuerzos de atención médica, explicó Andrew Lacy, director ejecutivo de Prenuvo, Inc.

“Si somos capaces, junto con otras empresas, de crear un mundo en el que podamos detectar la mayoría de los problemas a tiempo, todo lo que venga después va a cambiar porque gastamos mucho dinero en medicina reactiva”, dijo.

Lacy se pregunta qué ocurriría si las enfermedades pudieran evitarse por completo mediante el cribado. “¿Cómo sería el sistema sanitario? ¿Qué tipos de fármacos sería interesante desarrollar y en qué invertir? ¿Cómo pensaríamos en los seguros? Todo lo que ocurre después cambia, y ese es el mundo que estamos trabajando para crear”.