Entendiendo la quiebra de Steward Health | GlobeSt

¿Podría afectar las transacciones inmobiliarias del sector sanitario?

La reciente declaración de quiebra del operador hospitalario Steward Health tiene importantes implicaciones para sus accionistas, en particular los accionistas de Medical Properties Trust (MPT), que está estrechamente vinculado a Steward a través de inversiones inmobiliarias. El posible impacto de las dificultades financieras de Steward sobre los accionistas de MPT, junto con la posibilidad de una intervención federal para mantener los servicios de atención sanitaria en los mercados afectados, podría tener implicaciones de gran alcance para las regulaciones sobre las transacciones inmobiliarias en el sector de la atención sanitaria.

Impacto en los accionistas de Medical Properties Trust

La quiebra de Steward Health plantea un riesgo directo evidente para MPT, dado que una parte de los ingresos por alquiler de MPT se derivan de las instalaciones operadas por Steward. La incapacidad de Steward de cumplir con sus obligaciones de alquiler podría generar importantes déficits de ingresos para MPT, lo que podría afectar a sus pagos de dividendos y al valor de sus acciones.

El fideicomiso informó de unos sólidos resultados para su primer trimestre fiscal, manteniendo su dividendo en 0,15 dólares por acción, y los fondos normalizados de las operaciones pudieron cubrir el pago de dividendos del fideicomiso con una tasa de cobertura de 1,6X. Sin embargo, en los próximos trimestres, los accionistas podrían ver una disminución de los rendimientos y una disminución del precio de las acciones a medida que el fideicomiso se enfrenta a la inestabilidad financiera de uno de sus principales inquilinos. La incertidumbre que rodea a las operaciones de Steward también puede generar volatilidad en las acciones de MPT, ya que los inversores reaccionan a los acontecimientos en el proceso de quiebra y sus implicaciones para la salud financiera de MPT. Por ahora, sin embargo, el 96% de los inquilinos de MPT están pagando el alquiler a tiempo, lo que ayuda a suavizar el impacto de la falta de pago de Steward, que representa menos del 4% de los ingresos totales por alquiler del fideicomiso.

Participación del Gobierno Federal: ¿Ha llegado el momento de la supervisión?

El gobierno federal tiene un interés particular en garantizar que los servicios de atención médica no se interrumpan, especialmente en las comunidades desatendidas o económicamente vulnerables donde opera Steward. Hay varias formas en las que el gobierno podría intervenir:

  1. Asistencia financiera:La ayuda financiera directa a Steward Health podría ser una medida temporal para estabilizar al operador del hospital mientras se busca una solución más sostenible.
  2. Paciencia regulatoria:El gobierno podría ofrecer un alivio temporal de ciertos requisitos regulatorios, lo que le permitiría a Steward más flexibilidad para manejar su crisis financiera sin comprometer la atención al paciente.
  3. Facilitación de adquisiciones o asociaciones:El gobierno podría desempeñar un papel a la hora de facilitar la adquisición de proveedores de atención sanitaria financieramente estables o la creación de asociaciones con ellos para garantizar la continuidad de los servicios.
  4. Cambios legislativosSe podría proponer una nueva legislación destinada a proteger los centros de salud críticos del cierre debido a dificultades financieras, incluidos posibles incentivos para que los proveedores de atención médica operen en áreas de alta necesidad.
  5. Regular los ingresos por ventas:El gobierno podría optar por determinar cómo se utilizan los ingresos derivados de un acuerdo de venta con arrendamiento posterior. Para garantizar una reinversión suficiente en las operaciones, se podrían imponer limitaciones a las distribuciones que benefician económicamente a los altos ejecutivos.

Impacto de la venta y arrendamiento posterior de Steward Health a Medical Properties Trust

La relación transaccional entre Steward Health y MPT inicialmente tenía como objetivo liberar capital para Steward, pero también aumentó significativamente sus costos operativos debido a los compromisos de arrendamiento. Actualmente, Steward debe aproximadamente $6.6 mil millones en pagos de arrendamiento a largo plazo y $1.2 mil millones en deudas totales por préstamos a más de 30 prestamistas diferentes. Además, según las declaraciones de quiebra, se proyecta que Steward le deba a MPT más de $6.9 mil millones en deudas y obligaciones de arrendamiento para 2041.

Esta tensa relación que existe actualmente entre Steward y MPT pone de relieve el equilibrio crítico que se requiere en los acuerdos de venta y arrendamiento posterior de bienes inmuebles destinados a la atención sanitaria, lo que sugiere un área potencial para la mejora regulatoria. El gobierno federal podría considerar la adopción de medidas regulatorias para supervisar dichas transacciones más de cerca, asegurándose de que no sólo sirvan a objetivos financieros, sino también a objetivos de sostenibilidad operativa. Las posibles medidas regulatorias podrían incluir:

  • Establecer estándares mínimos para la salud financiera de operadores de atención sanitaria que participan en transacciones inmobiliarias a gran escala.
  • Creación de marcos para el apoyo federal de emergencia para centros de salud con dificultades financieras, previniendo una pérdida repentina de servicios de salud en comunidades vulnerables.

Potencial para una futura legislación

En vista de los riesgos sistémicos que puso de relieve la quiebra de Steward y su impacto sobre los accionistas de MPT, la legislación futura podría centrarse en mejorar la estabilidad y la transparencia de las transacciones inmobiliarias en sectores críticos como la atención sanitaria. Esto podría incluir:

  • Supervisión más estricta de los acuerdos de arrendamiento posteriorposiblemente requiriendo la aprobación federal para acuerdos que excedan ciertos umbrales en áreas críticas.
  • Incentivos para la inversión en bienes raíces de salud que priorizan la estabilidad operativa a largo plazo sobre las ganancias financieras a corto plazo.

Una perspectiva favorable para el MPT

Si bien la quiebra de Steward representa un desafío importante, también ofrece una oportunidad para que MPT se reestructure y posiblemente mejore su situación financiera mediante la transición de los hospitales a operadores más solventes. Esta medida estratégica, sumada a las desinversiones de activos planificadas destinadas a reducir la deuda, posiciona a MPT favorablemente para la estabilidad y el crecimiento futuros. La sólida cobertura de dividendos y la atractiva valoración sugieren que, en el corto plazo, es probable que MPT mantenga los retornos para los accionistas. Esto estaría respaldado por una gestión estratégica de la cartera y posiblemente podría mejorarse con cambios regulatorios favorables destinados a mantener la estabilidad de la infraestructura de atención médica.

Toby Scrivner es vicepresidente sénior de Northmarq